Tu piel y tu make up te lo van a agradecer...

Pensalo así: te parece super importe limpiar tu rostro cada noche antes de irte a dormir, te desmaquillás, te lavás, hacés una rutina de skin care para tener tu piel lo mejor y más cuidada posible. Y, después de todo ese esfuerzo –porque no vamos a negar que muchas veces puede dar fiaca- te maquillás con brochas y pinceles que no limpiás hace… mm semanas? Incluso, meses?

No tiene mucho sentido si lo planteamos así, no? Y es que, es cierto que en el día a día hay cosas que se nos pueden pasar pero seguí leyendo y te aseguro que no te vas a querer olvidar de dedicarle unos minutos al cuidado de los accesorios de tu neceser.

Cuando no lavás tus brochas, las mismas acumulan maquillaje, polvo y suciedad. Y, donde hay este mix, si o si hay bacterias, que si dejamos que se reproduzcan pueden provocar brotes de acné, infecciones y dermatitis. Además se puede irritar tu piel y provocar una obstrucción en los poros de tu rostro.

En segundo lugar, por más que pongas mucho empeño en tu make up, si tus brochas y pinceles pasan mucho tiempo sin ser lavados, tu maquillaje no va a tener la misma terminación ya que la aplicación de los productos se vuelve más complicada en brochas que no están limpias. Tanto la fluidez al esparcir la base y otros productos líquidos, como el esfumado de polvos y sombras se verá afectado.

Ahora que captaste la importancia de mantener la higiene de tus brochas y pinceles, te estarás preguntando cómo limpiarlas. Hay 2 formas distintas pero complementarias:

AGUA Y JABÓN EN PAN. Así de simple y básico como leés, frotás las cerdas sobre tu mano o alguna superficie junto con el jabón y luego enjuagás bien. La clave aquí es el secado: debés posicionarlas de manera horizonal con una leve inclinación a 45 grados así el agua no llega al cabito. Este tipo de limpiaza lleva su tiempo, sobre todo por los tiempos de secado.

Por eso en MAZZ diseñamos un producto que te permita limpiar tus brochas de manera rápida y fácil, para que puedas seguir usándolas al instante (sí suena un poco marketinero, pero te juramos que es GENIAL)

BRUSH CLEANER. Ésta formula en spray no solo limpia sino que SANITIZA, es decir, que además de dejarlos relucientes, los libra de bacterias y microbios. Ideal para cuando estás apurada! Y si sos maquilladora uff, vas a amar este producto.

¿Cómo funciona?

- Pulverizá directamente sobre la brocha o pincel que necesites limipiar

- Frotá el mismo suavemente sobre un papel tissue

- Repetí estos 2 pasos las veces que sea necesario, hasta que la brocha se deslice sin dejar rastro de productos o suciedad en el papel

- Esperá unos minutos hasta que seque y ya tenés tus brochas y pinceles listos para volver a usar!

Por si todavía no lo amás, te cuento dos características MAZZ de este producto del bien:

Preserva la vida y el rendimiento de las brochas, ya que las limpia sin hacerles daño y dejando sus cerdas suaves y brillantes.

Y, por último, pero no menos importante nuestro MAZZ BRUSH CLEANER es 100% vegano y cruelty free.

 

 

Agus Martinez, Lic. en Comunicación y parte del #MazzTeam. -